Deporte-Alimentacíon-Fisio

Comer y dormir siempre han sido las funciones básicas del ser humano. Hasta ahí todos conformes. Pero a los fibrósicos quísticos se nos añaden otras dos cositas que no pueden faltar en nuestro día a día: Fisioterapia y deporte.

La necesidad de completar bien estos 4 elementos es lo que hará que nuestro cuerpo luche día a día con los pequeños monstrutios que nos ocupan.

Dormir: Por lo menos 7 horas cada día, ¡como mínimo! Descansar es la forma de reponerte de un día duro, y poder levantarte al día siguiente con fuerzas para comerte el mundo ¡como solo tu sabes hacerlo! Así que duerme…

Comer: Este es el punto que más me gusta, para que engañarnos ¡Me encanta comer! Y nosotros necesitamos comer mucho, pero sobre todo bien. Hay que aprender a comer para darle todos los nutrientes a nuestro cuerpo, sin maltratarlo con determinados alimentos altos en grasas saturadas, por ejemplo. ¿¡Qué despropósito es este!? Ya que tenemos que comer mucho y con alto contenido en calorías… ¡Vamos a hacerlo bien señores! Que necesitamos energía y muchas vitaminas para mantener este cuerpín que la naturaleza nos ha dado. Siempre con nuestro Kreón, eso sí. Bendito Kreon, ¿eh? Nos da la vida…

Deporte: Yo creo que es una de las cosas que más nos cuesta. ¿Y porqué? Bajo mi punto de vista, y después de varias conversaciones conmigo misma, creo que es por que nos obligan. Todo lo que es obligado y no por gusto nos apetece menos… Pero, ¿Y lo bien que sienta? Haces ejercicio y liberas dopamina, endorfina y serotonina, hormonas que nos hacen sentir bien y ser felices. ¡No podemos pedir más! Y si ya contamos con que luego con la fisio todo sale gracias a todo lo que hemos removido… ¡Son todo ventajas! Así que ya no tienes excusa… a mover ese culo, ya tengas, o no, una enfermedad. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Fisioterapia: Esto es lo que nos distingue un poco más del resto de mortales: ¿Ese momento en el que te levantas media hora antes que el resto del mundo para poder hacer tu fisioterapia sin prisas? Ya puedes comerte la tostada mientras te lavas los dientes…¡Hay que hacerlo y punto! Así que venga, ponte al lío que esto no te lo puedes saltar ni de broma. Es nuestra manera de limpiarnos por dentro. Y no, lo siento, no hay otra más limpia y más cómoda. Somos un fábrica de mocos. Así que ¡A EXPULSAR!

Todo esto cada día y nuestro cuerpo será más feliz, y nuestro cerebro todavía más. Solo hay una vida, y estos son los pasos. Los vas a dar todos ¿no?

Foto de: comohacerpara.com