Mi pequeño homenaje a el Dr. Javier Dapena. D.E.P

Estoy en el tren dirección Jerez otra vez, me encanta bajar a casa, sobre todo con el buen tiempo. Pero me acaban de llamar para darme una noticia que no pensé que me iba a sobresaltar tanto. Ha muerto el Dr. Javier Dapena. Muchos no sabréis quien es pero aquellos que fueron tratados en el hospital Virgen del Rocío, saben de quien hablo y el porqué de mi sobresalto. He sentido un escalofrío en el momento. No he pensando en ninguna imagen, ni en un recuerdo. Nada. Ha sido mi inconsciente quien perfectamente recuerda a esa persona que me vio crecer y que probablemente gracias a él estoy aquí ahora. Y muchos de vosotros también. Y quien no está, no sería por falta de lucha por su parte.

 El Dr. Dapena era nuestro pediatra, bueno “pediatra”, porque llevaba tanto a niños como adultos con FQ. Ahora las cosas han cambiado ya que en el hospital tenemos dos médicos, uno para adultos y otro para peques. Pero antes estábamos todos juntos, y sí, revueltos. Aun recuerdo estar en la sala de espera con todos los demás fiquis. Que poco cuidado teníamos, pero la información era escasa hace 20 años. Como pasa el tiempo… Yo pensaba que no iba a decir nunca esa frase “hace ya 20 años”. Me hago mayor.

Captura de pantalla 2017-03-15 a las 16.47.00.png

Dr. Javier Dapena Junto con varios representantes de la Asociación Andaluza de Fibrosis Quística el día de su homenaje.

 Él era serio, muy serio. Si le sacabas una sonrisa era algo llamativo, pero tenía un corazón enorme. Luchó por nosotros siempre, por investigar, por conocer más sobre la enfermedad, por buscar soluciones, por insistir en que los padres fueran estrictos, por que nosotros lo fuésemos… Yo lo recuerdo muy alto y cuando pasaba era como: ohh…!! (Junto con cara de embobada) También me acuerdo de Mari Carmen, su ayudante. Siempre con él en la consulta. Ella nos daba todas las pruebas que nos teníamos que hacer, y charlaba mucho, siempre cariñosa. La relación era graciosa, dos personajes totalmente opuestos. Lo recuerdo con ternura. El tan recto y ella tan dicharachera. Pero se entendían.

 Ahora que lo pienso, realmente yo no era consciente de cuánto el hacía por mi, pero creo que mi interior si sabía lo que había, y de ahí el pellizco que he sentido al enterarme.

Gracias Javier por todo lo que nos diste, por lo que hiciste por nosotros y lo que has dejado. Tu lucha nos hizo a muchos salir adelante. Y por eso creo que necesitabas un hueco en este blog, que se ha creado gracias a tu trabajo y tu insistencia, porque gracias a eso estoy aquí.

 Todos te recordaremos siempre.

 Un beso salado a ti, que intentaste que fuese lo menos salado posible.

 D.E.P.

*Esta mañana fue su entierro, quisieron algo íntimo, solo la familia. Si se le hace una misa lo pondré en conocimiento para aquellos que quieran acudir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s