Resumen (Muy útil) de mi madre sobre Real Decreto para obtener la discapacidad.

¡Buenos días fiquis!

Hoy os dejo por aquí un resumen de lo que alegamos para adquirir el grado de discapacidad que comenté en el video de la semana pasada (Podéis volver a verlo aquí) Es un resumen elaborado por mi madre con lo que ella creyó importante la segunda vez que fuimos al tribunal.

El baremo que hay que consultar y alegar para el reconocimiento de la discapacidad está recogido en el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre de procedimiento para el reconocimiento y declaración de calificación del grado de disminuido. Concretamente el capítulo 4 se destina al “aparato respiratorio” y el capítulo 7 al “aparato digestivo” . Aunque no sólo estos pueden ser los órganos y sistemas afectados por la enfermedad. En caso que haya más, hay que consultar los correspondientes apartados.

En el primero de estos capítulos, en el apartado donde establece los criterios para la valoración de porcentaje de discapacidad en situaciones específicas, en el punto 2 Bronquiectasias, explica: “El paciente que, como complicación de la bronquiectasia, presente un grado de discapacidad moderado e infecciones bronco pulmonares con una prioridad igual o superior a cada una cada dos meses, o una media de 6 al año será incluido en clase 3 (25-49%). Si el paciente presenta la misma frecuencia de neumonías y su grado de discapacidad es grave, será incluido en clase 4 (50-70%)”.

 Así mismo (¡¡¡y esto es muy importante!!!), en el punto 3 de este capítulo 4 se destina a la Mucoviscidosis o Fibrosis Quística de páncreas, y establece textualmente: “El porcentaje de discapacidad asignando por la deficiencia se combinará con el correspondiente a la afectación de otros aparatos y sistemas: Gastrointestinal, endocrinológico, enfermedades metabólicas, óseas, etc…”. Es decir que, junto a la valoración de las bronquiectasias, hay añadir el grado de afectación de otros aparatos y sistemas. Por ello hay que acudir a los otros capítulos según la afectación de cada paciente, en caso de que haya más aparatos o sistemas afectados.

Menciono el capítulo 7, destinado al “aparato digestivo”, puesto que la mayoría de los pacientes de Fibrosis Quística tienen alteraciones digestivas. En este apartado se establecen los criterios para la asignación del porcentaje de discapacidad atribuible a deficiencias del tubo digestivo y páncreas exocrino, en la clase 3 (25-49%) dice: “El paciente presenta clínica de afectación orgánica del tubo digestivo o práncreas, o hay evidencia de alteración anatómica. Y el tratamiento continuado no logra el control de los signos o el estado nutricional, y se da una de las siguientes circunstancias: Se detectan manifestaciones sistemáticas de su enfermedad (anemia, fiebre o pérdida de peso corporal) que causan una disminución importante de la capacidad del sujeto para realizar algunas de la A. V.D., siendo independiente en las actividades de autocuidado”.

Esto sería para los afectados más leves en respiratorio y digestivo. Los casos de mayor gravedad también están lógicamente contemplados en el Real Decreto y habría que seguir leyéndolo en cada apartado para ver el grado que discapacidad que se puede llegar a alcanzar.

Hay que acreditar todos los niveles exigidos por medio de espirometrías u otras pruebas evaluadas en el hospital, y acompañando todo el Informe del médico o médicos que tratan al paciente. Con un resumen de su estado, tratando de reflejar siempre lo que exige el Real Decreto.

Esta norma y el baremo que recoge es de carácter estatal, debiendo ser aplicado a todos los ciudadanos con carácter general, sin que puedan establecer en su aplicación criterios que pudieran suponer discriminación o desigualdad en el trato por razón de domicilio, territorio o Comunidad Autónoma.

Según está reflejado el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, el grado de discapacidad será objeto de revisión siempre que se prevea una mejoría razonable de las circunstancias que dieron lugar a su reconocimiento, debiendo fijarse el plazo en que debe efectuarse dicha revisión. En todos los demás casos, no se podrá instar la revisión del grado por agravamiento o mejoría siempre que, al menos hayan transcurrido un plazo mínimo de 2 años desde la fecha en que se dictó resolución, excepto en los casos en que se acredite suficientemente error de diagnóstico o se hayan producido cambios sustanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento del grado, en que no será preciso agotar el plazo mínimo.

 

¡Esperamos que os sea de ayuda a todos/as!

 

Un beso salado

Paz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s