miel-con-limon

¡La tos nocturna…!

¡Buenos días a todos y a todas!

Hoy vengo a hablar de… ¡las toses nocturnas! ¡¡CHANANNNNN!! Que cosa más pesada ¿verdad? Pues yo justamente he tenido una esta semanita que me dio la noche pero bien. Y pensé, esto seguro que le pasa a todos los fiquis y podemos compartir experiencias.

De pequeña:

Yo de pequeña lo recuerdo como un verdadero rollo. Recuerdo perfectamente un día que me pasé, LITERAL, toda la noche tosiendo. Me desperté al día siguiente llorando con un dolor insoportable en toda la zona abdominal, espalda y pecho. Y no sabía de que era, me asusté muchísimo… ¿Sabéis que eran? ¡AGUJETAS! Me había llevado toda la noche haciendo deporte… ¡Es que soy yo mu APAÑÁ!

Fuera de broma, es un coñazo tal cual. También recuerdo cómo llamaba a mi madre y se venía conmigo a mi cuarto. (Benditas madres…) Se sentaba detrás mía incorporada y yo sobre ella. Así mantenía mi espalda recta y el moco “bajaba”. Intentaba siempre echar el moco que me estaba dando la vara hasta que me quedaba super dormida. Mi madre la pobre se aguantaba. Yo estaba la mar de a gusto, para que engañarnos…

También recuerdo como mi padre (benditos padres) se despertaba IPSOFACTO. Parecía tener una alarma, un sexto sentido que lo despertaba con el primer sonido raro procedente de mi garganta. Y lo oía bajar, encender el microondas – Ya sabía yo que eso era miel con limón- y subía siempre con:

  • la miel con limón calentita (que por cierto, me encantaba, y es un remedio que le he dado yo a mis amigas siempre que se han puesto malas)
  • caramelos de menta o miel
  • cebolla cortada en rodajas
  • Vicks Vaporub.

Lo de la miel con limón para aliviar la garganta que me picaba a horrores, al igual que los caramelos.

La cebolla es un remedio casero que a mí siempre me funcionaba, os lo juro. Por lo visto la cebolla tiene muchísimas propiedades curativas y desprende como unos aromas que lo que hace es que humidifica la habitación y actúa como mucolítico. Además por sus componentes tiene un poder antiinflamatorio muy bueno, haciendo que las vías respiratorias se calmen.

El Vicks Vaporub es uno de los mejores recuerdos de mi época y de los peores, porque si se sacaba era para estas cosas. Pero lo huelo ahora y me recuerda tanto a cuando era pequeña… Me descongestionaba bastante la nariz, y mi padres siempre me lo aplicaba en la zona del pecho, ¡donde estaba todo el follón!

Ahora:

img_5612

Ahora no me suele pasar tanto gracias a Kalydeco, pero noches como las de ayer:

Me levanto, me hago un vaso de leche con miel calentito (para aliviar y para que me entre sueño habiendo metido algo caliente en el estómago). Planto mi caja de clínex al lado, o en su defecto un rollo de papel higiénico, hasta que eche todo lo que tengo en el pecho y en la garganta dándome el coñazo. Planto cojines sobre la almohada que me pongan recta la espalda (como en la foto) y a leer… A esperar a que se pase con la paciencia y todo el cariño del mundo, que al fin y al cabo nuestro cuerpo está sufriendo y no podemos enfadarnos más con él.

¿Qué trucos utilizáis vosotros?

¡¡Espero que os haya gustado!!

¡¡Un beso salado!!

Anuncios

2 comentarios en “¡La tos nocturna…!

  1. Arancha dijo:

    Aquí otra que lleva un par de noches así… Cucharada de miel con canela (mano de santo para mí), Infusiones calentitas, cojines y libro 📚 y calma mucha calma que no pasa nada, al día siguiente seguro que dormiremos mejor!
    Muchos besos guapa!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s