Los “Superpadres”

¡Hola super mamis y papis!

¿Cómo estáis? Yo muy bien, os lo prometo. Y es que muchos de vosotros/as me estáis escribiendo para saber que tal ando porque tenéis niños pequeñitos recién diagnosticados, o adolescentes en su época de efervescencia. Pues yo solo puedo decir que la FQ tiene muchas variantes: cada cuerpo es distinto, cada uno la asume da una manera y cada gen reacciona de una manera determinada al cuerpo donde se encuentra.

Pero eso no quita que en estos 24 –casi 25- años que llevo en el planeta tierra, no hayan salido mil avances y técnicas para mejorar a los fiquis que luchamos día a día por estar bien y fuertes. Solo con deciros que la única manera que tenían mis padres de comunicarse con otros fiquis o con padres, era a través de los congresos o de las visitas al hospital. Internet es vuestra ventaja, ¡no lo olvidéis!

Como siempre digo, hablo desde mi experiencia y desde lo que he vivido. He luchado mucho de la mano de mis padres. Ellos me han hecho crecer y me han ayudado a hacerlo por mi misma. A veces mejor que otras, pero ser padres no es fácil y menos de unos niños/as que pensamos que son vulnerables a cualquier cambio en su entorno. Los niños crecemos, pero los padres también. Ya lo iréis viendo.

Yo no soy nadie para dar consejos, pero si os diese alguno serian estos:

  1. Cuidadlos, dadle mismos, queredlos y enseñarles a ser buenas personas.
  1. Enseñadles a cuidarse, a darse mimos, a quererse y a ser buenas personas. Pero sobre todo a que todo lo hagan por ellos mismos, que vean que lo que hacen es porque notan un cambio. Que sean conscientes de la enfermedad y que luchen por conseguir estar mejor cada día. Que sepan que la fisio es su responsabilidad y que la palabra “opción” no va con fisioterapia.

Es importante que sean autónomos y maduros, porque igual que otro niño/a sus     padres no van a estar siempre ahí. Pero otros padres se preocuparán de que coman, de que duerman o que se abriguen. Vosotros os preocupareis de que sepan hacer todo bien, no por nada, solo porque su vida depende de ello.

¿Y porque digo todo esto? Porque yo lo noté. Mis padres me han querido mucho y me han hecho MUY consciente de mi enfermedad. Claro que he sido adolescente, a los 18 años me fui a vivir a Sevilla, pero continué haciendo mi fisio y mi deporte. Son cosas que nunca he dejado, porque he aprendido a vivir con ellas. No existía un “¿POR QUÉ?”

Os animo a que les hagáis conscientes de la misma manera que lo hicieron conmigo, porque esa autonomía les ayudará a no depender de vosotros en muchos aspectos. No somos menos que nadie, si queremos y luchamos podemos, pero nos tienen que enseñar a serlo. No debemos estar sobreprotegidos, porque de verdad os digo, somos unos luchadores y tenemos mucha fuerza, más de la que pensáis. Solo nos tienen que ayudar a verlo, y para eso estáis vosotros: SUPERPADRES

Anuncios

3 comentarios en “Los “Superpadres”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s